La flora intestinal esta poblada por millones de microorganismos y son el mayor órgano endocrino del cuerpo; pueden generar compuestos biológicamente activos que actúan en lugares distantes del organismo; incrementan la eficiencia biológica en el consumo de las proteínas dietéticas y ayudan al fortalecimiento del sistema inmunológico, entre numerosas funciones del organismo animal.

 

Pro otro lado, los minerales constituyen sólo, entre el 4 y 5% del peso vivo de un animal y sin embargo su presencia es necesaria para la salud ya que cumplen unas funciones vitales en el transporte de vitaminas y proteínas, en la elaboración de tejidos, en la síntesis de hormonas y en las reacciones químicas en las que intervienen las enzimas. No en vano, la carencia de cualquiera de ellos, sea macro, micro o traza, puede desencadenar deficiencias, directas o indirectas, en el animal.

 

Nuestra formulación mineral, por su especial estructura molecular y composición, actúa de bioestimulador de la flora intestinal: activándola, a través de sus lípidos de cadena larga y sus carbonatos como fuente alternativa de energía neta; y desarrollándola, mediante la aportación de su completa composición de minerales básicos, esenciales y traza.

 

Incorporar nuestro mineral en las formulaciones de pienso, no sólo en la fase de cebo para obtener mejores resultados de producción, si no ya desde las madres y reproductoras, contribuirá notablemente, generación tras generación, en el fortalecimiento de la especie y la raza.

 

Los animales de compañía también se pueden beneficiar de las propiedades del mineral "salpimentando" directamente sobre el pienso habitual.


APORTACIÓN DE VALOR AÑADIDO. 
 

- Mejora Índices de conversión.

- Mayor aprovechamiento del alimento.

- Reduce el N en deyecciones.

- Menores emisiones de metano.

- Bajas tasas de mortalidad.

- Minimiza el consumo de fármacos.

- Reduce el estrés animal.

 

UA-41584575-1